#EntreCaniables | ¿Qué más quieren?

Entre caníbales no para de sorprender con una dramática historia que propuso venganza y no dejó de hacerlo desde el primer capítulo. El sello de calidad que prometió Telefe con la garantía de Juan José Campanella a la cabeza, prima en cada una de las escenas que sostienen la ficción que llegó a la pantalla para mostrar “algo distinto”, eso tan pedido en los últimos tiempos para la televisión.

Sin embargo, los números que simbolizan la elección del televidente no llegan a destino, y la misma televisión que se cansó de pedirle a los programadores que sumen contenidos de calidad con ficciones distintas de calidad, es la misma que castiga ahora a la historia, dejando de lado la hora de calidad que en cada capítulo muestra Entre caníbales.
En ese punto es donde entra a jugar y a subestimarse el deseo y la necesidad de cambio en tiempos que no coinciden con la televisión, aquella que acostumbró a mostrarnos todo o nada en el aquí y ahora con la excusa de que “los tiempos de la tele no esperan”.
Telefe sin embargo, entiende que no se equivocó y que el prestigio de tener la ficción de quién trajo un premio Oscar a nuestro país merece hacer oídos sordos y esperar a que los números coincidan con los resultados sin demasiadas ansias, porque por primera vez, la calidad vale más que el éxito.
Television.com

2 comentarios:

  1. Que los fríos números del rating (que debería medirse por calidad de audiencia y no por cantidad de la misma)no nuble sus objetivos bien plantados, todo mi apoyo a este tipo de producciones donde se prima la calidad vs la mediocridad . Aguante ENTRE CANIBALES y toda la gente responsable detrás de esta tira que la hacen posible.

    ResponderEliminar
  2. Cuando hablàs de mediocridad...a què te referìs? Yo no miro este producto porque tiene una bajìsima calidad narrativa y actoral,està lleno d elugares comunes y es totalmente previsible.
    Tampoco miro Tinelli cmo muchìsìma gente que està en el cable. Què fàcil es hecharle la culpa de este fracaso a medio mundo menos a ellos que no lograron hacer un producto que enganche al espectador.- Ceguera y fanatismo.-

    ResponderEliminar